SHANGÓ

El guerrero, el más popular y pintoresco de los orishas es indudablemente  Shangó, el dios del fuego y el rayo,  los tambores y la danza, tempestuoso  y apasionado. El es un orisha guerrero de inteligencia o ingenio agudo, temperamento irascible y la personificación de la virilidad.