YEMAYÁ

Yemayá, la diosa de las aguas cuya veneración aporta salud, paz y bienestar, es la divinidad de la fertilidad de la mitología yoruba, originalmente asociada a los ríos y desembocaduras.

Fue la primera en nacer cuando Olofi decidió crear el mundo, luego de sofocar con agua el fuego que imperaba. De ella nació todo lo que se conoce. Es tan añeja como quien fue su pareja; Obbatalá, quienes dieron vida a los demás orishas.

Es la madre de todos los hijos en la tierra y representa al útero en cualquier especie como fuente de la vida, la fertilidad y la maternidad. En la naturaleza está simbolizada por las olas del mar, por lo que su baile se asemeja el movimiento de las mismas.